Exploramos la sociedad medieval representada en Los pilares de la tierra.

¿Cuáles eran las contradicciones de vida de los campesinos del siglo XII?

En Los pilares de la tierra se narra un contexto medieval de forma exquisita, con una realidad creíble. Una sociedad compuesta por campesinos sometidos, constructores de vida nómada, nobles llenos de privilegios y reyes déspotas. Pero vamos a centrarnos en las contradicciones de la vida de los campesinos de aquel oscuro siglo XII. 

El campesinado estaba sometido y apartado del resto de la sociedad y era una víctima imprescindible de los grandes males de su tiempo.

El feudalismo: Fue introducido en el Reino Unido a partir de la conquista normanda, allá por el 1066, y su evolución es distinta a la del resto del continente europeo. Su desarrollo estuvo condicionado por el sobresalto de la presión de las invasiones que caracterizaron a la sociedad feudal: Encomendación, vasallaje e inmunidad. Los campesinos vivían sometidos absolutamente a los poderes fácticos. 

Sus obligaciones: Tenían múltiples deberes. Trabajar en la reserva del señor determinados días al año. Pagar los censos, que normalmente eran una parte de la cosecha, así como los derechos de monopolio, las primicias y otros impuestos caprichosos a su señor. Por supuesto destacaba el diezmo, un 10% de la cosecha que se entregaba a la Iglesia. Estas obligaciones no cesaban ni cuando la guerra llegaba a sus tierras. 

Sus pobres técnicas agrícolas: Eran rudimentarias, se utilizaba el arado de madera y los instrumentos eran manuales. Se usaba el barbecho (Dejar descansar la tierra para aumentar la producción, ya que solo se utilizaba algo de abono de ganado para renovar su fertilidad). Además, vivían a expensas del clima y de las plagas, pero de igual manera su obligación era pagar los impuestos escrupulosamente. Vivían mirando al cielo, para pedir ayuda a Dios o para adivinar la meteorología. Dios estaba en todas partes. 

condiciones de vida de campesinos en Los pilares de la tierra

Como curiosidad podemos comentar que estos pobres y atormentados campesinos, cuando podían celebrar, lo hacían por todo lo alto, imitando los grandes banquetes y fiestas que veían en sus señores con formas que hoy consideraríamos patéticas.

Ken Follett retrata en Los pilares de la tierra la forma de vida del siglo XII en sus diferentes clases sociales. Los campesinos de ese siglo eran siervos que debían a su señor feudal su trabajo y su libertad, que se encontraba muy limitada por todo el conjunto de señores feudales que conformaban la aristocracia, además de la Iglesia.

Ahogados en impuestos, dependientes de la religión y el señor feudal, cuando tenían ocasión no dudaban en dar rienda suelta al desenfreno.

A partir de noviembre podrás disfrutar de Los pilares de la tierra, el musical, una versión totalmente novedosa y única del best seller de Ken Follett.

Puedes comprar tus entradas en la tiquetera oficial.